Liderazgo vs Gestión: La diferencia que cambiará tu forma de trabajar

Los gerentes pueden ser líderes y los líderes pueden ser gerentes, pero cuando se llega al fondo, existen diferencias significativas entre los roles. Los líderes pueden o no tener autoridad, pero siempre encuentran una manera de empujar a las personas hacia adelante, para llevarlas a donde deben ir. Por otro lado, los gerentes dirigen a los empleados sobre qué hacer y cómo hacerlo. Mantienen el negocio funcionando como una máquina bien engrasada. Hablemos de liderazgo frente a gestión, y cómo puede combinar lo mejor de ambos mundos por el bien de su negocio.

¿Qué es un líder?

Los líderes muestran y comparten su visión para inspirar a las personas que los rodean . Los impulsa la pasión. No les importa un poco de caos y falta de estructura. Los líderes tienden a:

  • Cambiar las expectativas y estados de ánimo de los clientes.
  • Retrasar la resolución de un problema para que puedan comprender mejor sus causas
  • Presta atención al comportamiento ético.
  • Establece metas basadas en los deseos.
  • Comprender y visualizar el propósito y el valor del trabajo.
  • Usar la empatía y la intuición para relacionarse con las personas

¿Qué es un Gerente?

Los gerentes protegen la estructura de una organización. Controlan cómo funciona el lugar de trabajo y logran el equilibrio de poder correcto. Creen en la persistencia y el trabajo duro, en arremangarse y hacerlo. Los gerentes tienden a:

  • Construir competencia en los empleados.
  • Tener una mente analítica.
  • Busca control y estabilidad
  • Resolver problemas rápidamente (incluso si no entienden el significado de un problema)
  • Establecer objetivos basados ​​en la cultura y la historia de la empresa.
  • Adopte un enfoque táctico para realizar el trabajo de manera oportuna

Liderazgo vs Gestión: Las principales diferencias que debe conocer

El liderazgo es lo que impulsa a una empresa a alcanzar metas y tener éxito, y la gestión es lo que hace que una empresa funcione como una máquina. Necesita que ambos roles se cumplan, y conocer las diferencias distintivas entre ellos lo ayudará a lograr el equilibrio correcto.

Motivaciones

La mayor diferencia entre liderazgo y gestión es la motivación, que se ilustra mejor en cómo cada tipo de persona establece metas. Los líderes establecen metas basadas en dar forma a las ideas en lugar de reaccionar a la demanda. Los gerentes establecen objetivos más sencillos y prácticos basados ​​en el historial y la previsión.

Un líder puede establecer una meta para crear o mejorar un producto que satisfaga las necesidades de los clientes, incluso si los clientes aún no se dan cuenta de que tienen esas necesidades. Este tipo de meta es menos predecible y confiable que la meta de un gerente, pero el riesgo significa que existe un gran potencial de crecimiento.

Un gerente puede establecer la meta de tener una cierta cantidad de productos disponibles en una tienda específica en una fecha determinada para satisfacer la demanda de los clientes. Es posible que este tipo de objetivo no funcione tan bien como un objetivo más arriesgado que despega, pero el enfoque probado y verdadero puede significar un flujo de efectivo garantizado .

Riesgo

Los líderes buscan deliberadamente el riesgo y el peligro, mientras que los gerentes trabajan arduamente para minimizar el riesgo. Los líderes prefieren los dolores de crecimiento al estancamiento o la tradición, especialmente si hay una recompensa potencial del otro lado. Los gerentes no ven nada más que el peligro que conlleva el riesgo: no notan las oportunidades como lo hacen los líderes. Eso no quiere decir que los gerentes sean peores que los líderes; las empresas necesitan equilibrar el riesgo y la confiabilidad para crecer de manera sostenible.

Tareas de trabajo

Los líderes suelen ser más creativos que los gerentes directos. El liderazgo adopta un enfoque imaginativo en lugar de uno clínico. A los gerentes les resulta más fácil manejar el trabajo mundano, como las tareas administrativas y analíticas, que los líderes; los líderes casi pueden parecer alérgicos a ese tipo de trabajo.

Influencia

Hay diferentes tipos de influencia cuando se trata de liderazgo frente a gestión. Un líder puede influir en lo que quiere un cliente presentando ideas y soluciones novedosas. Esperan a ver cómo responde el público y, si responden bien, profundizan más para completar las opciones y ofrecer lo mejor para el cliente.

El tipo de influencia que tiene un gerente es más manipulador (aunque no en el mal sentido). Pueden influir en las decisiones que toman las personas enmarcando las opciones para señalar la correcta. Los gerentes pueden guiar inconscientemente a las personas (empleados o clientes) para que tomen la decisión que el gerente quiere que tomen.

Por ejemplo, cuando desee comprar software, elegirá entre paquetes escalonados. El paquete intermedio generalmente se resalta de alguna manera. Al cliente le encanta porque ofrece el mejor valor por su dinero. También es la mejor opción para la empresa. El costo es más alto que el paquete más barato y es más probable que los suscriptores se queden con él que con la opción más cara. El cliente cree que está tomando la decisión, pero la empresa lo llevó directamente a ella.

Cómo combinar liderazgo y gestión en una empresa

No son necesariamente los líderes los que suben de rango para convertirse en gerentes: la sucesión en el poder no siempre coincide con quién es un buen líder. De esa manera, puede tener líderes que no avanzan en su carrera y gerentes de alto nivel que no tienen la habilidad de liderar. Está bien, siempre y cuando tenga ambos roles ocupados en una empresa y si los líderes tienen mucha libertad para marcar la diferencia. He aquí cómo construir una empresa que tenga liderazgo y gestión a partes iguales.

Ofrecer la formación adecuada para el liderazgo frente a la gestión

Dado que la administración se basa tanto en la estructura, el proceso y en hacer las cosas de cierta manera, es mucho más fácil capacitar a alguien para ser gerente que para ser un líder. El liderazgo es más innato que la gestión. Es posible enseñar y mejorar algunos aspectos del liderazgo, pero, en su mayor parte, las personas son inherentemente líderes (o no), y es posible que ni siquiera sepan cuán hábiles son en el liderazgo hasta que vean cómo influyen naturalmente en los demás. Dicho esto, las habilidades de liderazgo pueden desarrollarse con el tiempo a través de la experiencia y la práctica, e incluso a través del autodesarrollo con un propósito, como tomar cursos de capacitación en liderazgo .

Aclarar el propósito de cada empleado

Después (o antes) de decirles a los empleados lo que se espera de ellos y enseñarles cómo hacerlo, explíqueles por qué están desempeñando ciertas funciones. ¿Cuál es el propósito de su función? ¿Qué están agregando a la empresa?

Demostrar que el progreso es siempre la meta

Puede ilustrar que el progreso continuo es el objetivo principal de la empresa cuando el negocio va bien e incluso cuando algo sale mal. Por ejemplo, una vez que se alcanzan las metas para el trimestre, proponga nuevas metas en las que trabajar hasta que llegue el momento de comenzar con las metas regulares del próximo trimestre. O tal vez algo ha fallado. Los gerentes son excelentes para dar el siguiente paso realista hacia adelante, pero también pregúntese a sí mismo y al equipo cuáles son las lecciones de aprendizaje de ese fracaso.

Crear un ambiente de trabajo de aceptación

En un ambiente de trabajo abierto, los empleados sienten que está bien acercarse a los superiores con ideas diferentes. Es posible que hayan descubierto una forma de hacer mejor su trabajo o que tengan una sugerencia para mejorar un proceso. O bien, pueden cuestionar por qué existen ciertas reglas, en cuyo caso la gerencia debe considerar si una regla debe ser estricta o una guía más flexible.

Establecer un sistema para aplicar nuevas ideas

La simple recopilación de ideas no es suficiente. Debe haber un proceso para agregar nuevas ideas a la mezcla, una o dos a la vez que pasan por una prueba antes de convertirse en una parte permanente de los procesos. Se deben tomar riesgos, incluso si se toman en cantidades medidas mientras el resto de la empresa funciona como de costumbre.

Repensar los estilos de comunicación de liderazgo frente a gestión

Un gerente le dice a un empleado que hizo un gran trabajo diciendo: «Buen trabajo». Un líder agrega más personalización y emoción. Por ejemplo, “¡Fantástico trabajo! Siempre puedo contar contigo para salir adelante”. Antes de enviar un correo electrónico, tómese un minuto adicional para revisarlo rápidamente y calentarlo.

Cómo los líderes pueden influir en la gestión sin traspasar los límites

Por lo general, a los líderes no les importa el control y la organización, pero los gerentes sí. Los gerentes pueden sentirse amenazados por los líderes, incluso los líderes que pueden impactar positivamente en el negocio, porque el desorden está destinado a seguir. Los gerentes también pueden sentir que su nivel de autoridad está siendo desafiado cuando en realidad es solo su enfoque o idea lo que está siendo desafiado.

Si bien los líderes se enfocan en el riesgo y el cambio, eso debe comunicarse adecuadamente a la gerencia para que se pueda dar la aprobación para seguir adelante. El resultado potencial se puede enmarcar de manera que el gerente pueda comprenderlo y analizarlo. Por ejemplo, un líder puede decir: “Si probamos XYZ, existe la posibilidad de que veamos este porcentaje de crecimiento. Aquí hay un ejemplo de un competidor que hizo algo similar y cómo se benefició».

Reflexiones finales sobre liderazgo vs gestión

Si bien la lógica y la estrategia son necesarias, la creatividad y la inventiva pueden considerarse más importantes, y se les debe permitir que se aviven y crezcan. Al mismo tiempo, una empresa que se rige únicamente por la creatividad y la imaginación no tendrá la estructura necesaria para el análisis y las operaciones. Cuando pueda tener líderes y gerentes trabajando juntos, aumentará la productividad, mejorará la comunicación, desarrollará mejores relaciones e impulsará el lugar de trabajo en general.

¿Quiere hacer que el lugar de trabajo sea un poco más divertido para presentarse todos los días? Consulte mi artículo sobre Cómo no ser aburrido y seguir siendo profesional .

Imagen destacada a través de Ilyafs / shutterstock.com