Cómo ser financieramente estable como propietario de un negocio

Dirigir un negocio conlleva una gran cantidad de riesgos y recompensas. Ya sea que esté haciendo planes para lanzar su propio negocio en un futuro cercano o que ya tenga uno en funcionamiento, garantizar su estabilidad financiera lo ayudará a mejorar sus posibilidades de éxito.

En este artículo, hablaremos sobre lo que significa ser financieramente estable y brindaremos algunas estrategias sobre cómo lograr y mantener ese estado. Sin embargo, de antemano, ¡definamos el significado de ‘estabilidad financiera’!

Lo que significa ser financieramente estable

En pocas palabras, la estabilidad financiera se trata esencialmente de poder cubrir todos los gastos necesarios de su negocio sin preocuparse de dónde provendrá el dinero para hacerlo. En otras palabras, es una sensación de seguridad en su situación financiera.

Por lo general, es mejor lograr la estabilidad financiera en sus finanzas personales antes de embarcarse en convertirse en propietario de una pequeña empresa. Es probable que tenga que poner algunos de sus propios recursos (léase: capital o dinero) para comenzar. Como tal, si no puede cubrir sus gastos personales, es poco probable que pueda administrar los de su negocio.

Supervisar constantemente la estabilidad de su empresa y sus finanzas personales le ayudará a evitar que lo tomen por sorpresa si algo sale mal. Estar seguro de tener cierta protección contra los riesgos de ser propietario de un negocio le brindará tranquilidad y seguridad si lo necesita.

Los dueños de negocios enfrentan regularmente el desafío de administrar las necesidades de su negocio sin dañar su bienestar financiero personal. Aplicar las estrategias a lo largo de este artículo tanto a su negocio como a sus finanzas personales puede ayudarlo a mantener un equilibrio saludable entre los dos.

Cómo ser financieramente estable como propietario de un negocio (5 estrategias clave)

Las siguientes estrategias pueden ayudarlo a preparar sus finanzas personales antes de lanzar su negocio. Sin embargo, también son útiles para monitorear su estabilidad financiera y la de su negocio a lo largo del tiempo, lo cual es clave para el éxito a largo plazo.

Como dueño de un negocio, sus finanzas personales y su negocio dependen el uno del otro. Por lo tanto, es importante monitorear ambos si su negocio va a tener éxito. Veamos cinco estrategias clave para el éxito.

1. Tener un fondo de emergencia ahorrado

Tener fondos a los que recurrir en caso de que sus ingresos se estanquen es absolutamente vital como propietario de un negocio. Estos fondos pueden ayudar a sacar adelante su negocio durante sus primeros días, antes de que llegue un flujo constante de efectivo. También pueden proporcionar un colchón durante los períodos lentos.

En el peor de los casos, un fondo de emergencia personal puede ayudarlo si su negocio fracasa. Mantener esto separado del fondo de emergencia de su negocio ayudará a evitar que su empresa arruine su estabilidad financiera personal si las cosas van mal.

Es bueno reservar suficiente dinero para cubrir al menos tres meses de gastos para usted y su negocio. De hecho, debería considerar seriamente ahorrar hasta un año de gastos para emergencias. De esta forma, la amenaza inicial de que las persianas bajen no será tan pertinente.

2. Pague la deuda existente (y evite adquirir más)

Es común tener que pedir préstamos para comenzar un nuevo negocio, pero si ya tiene una deuda, considere pagarla antes de comprometerse con otro plan de préstamo. Después de todo, cubrir sus costos iniciales es bastante difícil sin que la deuda previamente existente lo agobie.

Una vez que su negocio esté en funcionamiento, priorice el pago de cualquier préstamo inicial. Cuanto antes pueda salir de la deuda, mejor: podrá evitar pagar más intereses de los necesarios. Si es posible, debe pagar más que el pago mínimo en cada ciclo de facturación.

Si está tratando de salir de la deuda, considere  dos métodos comúnmente utilizados para pagar múltiples deudas. En primer lugar, la «acumulación de deudas» prioriza el pago de sus deudas en función de la tasa de interés, de modo que pague la menor cantidad de intereses en un momento dado.

Por el contrario, el método de la «bola de nieve de la deuda» se enfoca en pagar primero la deuda más pequeña y luego reducir las cantidades más grandes que debe. La emoción de pagar cada deuda debería motivarlo a abordar la siguiente.

Finalmente, haga un esfuerzo por no endeudarse  una vez que haya pagado sus préstamos y manténgase usted y su negocio dentro de un presupuesto. Minimice sus gastos donde pueda, sin comprometer la calidad de sus productos o servicios. Además, antes de contratar nuevos empleados, considere si usted o un empleado actual puede manejar el trabajo en su lugar.

3. Páguese usted primero

Pagarse a sí mismo primero significa garantizar su estabilidad financiera a largo plazo, no solo sus necesidades inmediatas. Rellenar sus fondos de emergencia, cuenta de jubilación y cualquier otro ahorro que necesite debe ser su primera prioridad cuando reciba su cheque de pago.

Ser financieramente estable es un proceso continuo, no una tarea de ‘una sola vez’. Si bien puede parecer egoísta, mantener sus ahorros y planificar para el futuro pagándose a sí mismo antes de abordar otros gastos lo ayuda a mantener o incluso mejorar su estabilidad financiera con el tiempo.

Configurar depósitos directos o transferencias automáticas para mover dinero a su fondo de emergencia u otras cuentas de ahorro lo hace responsable cuando se trata de pagarse a sí mismo primero. De esta manera, no tienes la oportunidad de gastar dinero en cosas que realmente no necesitas.

4. Configure pagos automáticos para usted y sus clientes

Los recargos por pagos atrasados ​​no tienen ningún beneficio para usted ni para su negocio, y se evitan fácilmente. Para los no iniciados, estos son cargos de penalización por no pagar a tiempo. Nuestro consejo es considerar la posibilidad de configurar pagos automáticos en elementos tales como facturas de servicios públicos, para que no tenga que preocuparse por perder ninguna fecha de vencimiento importante.

El principal inconveniente de esta estrategia es la posibilidad de sobregirar la cuenta que está configurada para realizar los pagos automáticos. Como tal, debe asegurarse de estar siempre monitoreando regularmente los saldos de su cuenta y recargándolos en consecuencia.

Si su negocio implica recibir pagos regulares de los clientes, considere ofrecerles una opción para realizar pagos automáticos también. Esto puede ayudar a garantizar que los pagos se realicen puntualmente y en su totalidad, y que no se quede en una situación sin el dinero que esperaba tener.

5. Opere su negocio por debajo de sus posibilidades

Hacer un hábito de vivir por debajo de sus posibilidades puede ayudarlo a mantener sus ahorros y evitar gastos excesivos. Lo mismo se aplica a su negocio: si bien es probable que tenga que gastar más en recursos para mantener su negocio a medida que se expande, siempre debe hacerlo en proporción a su crecimiento. En otras palabras, ¡sé frugal!

Se recomienda  que gaste como si sus ingresos fueran entre un 20 % y un 40 % inferiores a lo que realmente son. Por ejemplo, si su ingreso después de impuestos es de $100 000, considere vivir con un presupuesto de entre $60 000 y $80 000.

Esta es una práctica importante incluso cuando el negocio está en auge . Como propietario de una pequeña empresa, siempre existe el riesgo de una sequía o cambios repentinos en sus ingresos o gastos. También es mucho más difícil reducir la escala una vez que se ha satisfecho los gustos caros, que mantener un presupuesto más pequeño.

Conclusión

Hay muchos aspectos deseables de ser dueño de un negocio, como la independencia de ser su propio jefe y la satisfacción personal de perseguir sus pasiones. Sin embargo, su negocio podría ser de corta duración si no es lo suficientemente estable financieramente para mantenerlo en funcionamiento.

Esta publicación ha analizado cinco estrategias para ayudarlo a mantener la estabilidad financiera para su negocio (y también en su vida personal). Recapitulemos:

  1. Tenga un fondo de emergencia ahorrado.
  2. Pague la deuda existente y evite adquirir más.
  3. Págate a ti mismo primero.
  4. Configura pagos automáticos para ti y tus clientes.
  5. Viva y opere su negocio por debajo de sus posibilidades.

¿Tiene preguntas sobre la estabilidad financiera como propietario de un negocio? ¡Pregunte en la sección de comentarios a continuación!

Crédito de la miniatura del artículo: blockberry / shutterstock.com